sábado, 27 de septiembre de 2014

Entrevista con Alupé, una nueva generación de juguetes creativos


es un pequeña empresa familiar que comenzó a gestarse en 2013. Bego e Iciar, hermanas, y fundadoras de la firma, han sabido conjugar a la perfección la devoción y el buen hacer en esta pequeña empresa que vela por ofrecer en el mercado un tipo de juguete diferenciado, de calidad, pero sobre todo que fomente la libertad de juego y la creatividad. Puedes ver, tocar, y sentir sus productos en diferentes ferias que se celebran por el norte de España, cuya ruta podrás encontrar aquí.





En casa tenemos el placer de jugar con varios de sus juguetes (la mandala, el barco pirata para colorear, la peonza,  la seta caleidoscópica, la familia articulada, los tampones piratas.. pero sin duda los que se llevan la palma, son el puzzle de madera mil formas, y el arcoíris grande), y la verdad es que son una gozada. Ves como los niños sacan de dentro una creatividad natural que ¡llevan de serie! que con el juguete comercial queda adormilado y que con el tiempo van perdiendo. El niño es creativo, es natural, es fresco y abierto, ofrezcámosle de todo.
Advierto, no todo es para niños, experimenta con la "mandala espiral" y me cuentas después, y si quieres algo que engancha a todos los públicos prueba "el árbol musical"

Vamos con nuestras chicas Iciar y Bego:


¿Cómo nace Alupé?

Tras la llegada de nuestros hijos e hijas y pasada la etapa del parto respetuoso, la crianza natural, lactancia materna… nos encontramos, que había poca información asequible sobre la influencia del juego en un buen desarrollo y los procesos evolutivos de los niños y niñas en el mismo.
Así iniciamos una pequeña selección privada de juguetes para nuestros hijos, que impulsaran al juego de calidad.
Nos enamoramos profundamente de unos juguetes que descubrimos en Alemania. Y ahí es donde nació la idea de crear Alupé para difundir y contagiar este modo de entender el juego y acercar estos juguetes a nuestro entorno.
Creemos que esto es lo que necesitan nuestros niños y niñas para poder mejorar la calidad del poco tiempo del que disponen para jugar.
Os cautivarán nada más verlos.


¿De qué material son vuestros juguetes?

Todos los materiales empleados en la elaboración de los juguetes que ofrecemos son naturales, libres de productos químicos perjudiciales para los niños, y responsables con el medio ambiente.
Son todos de madera, de bosques gestionados de manera sostenibles, ecológicos.
Porque queremos lo mejor para ellos y para el mundo que les dejamos.


¿Cómo hacéis la selección?

A la hora de la elección de los juguetes hay varias cosas que tenemos en cuenta, intentamos que sean juguetes diferentes, que  no le den al niño todo hecho, sino que quede paso a la imaginación y a la creatividad de cada uno.
Si una muñeca llora, ríe, hace pis y habla… en cuanto pasa esa emoción inicial se quedará en el cajón. Sin embargo, una simple caja para un niño de 2 años sería un buen escondite, para uno de 3 podría ser una casita, para uno de 5 un banco de trabajo y para uno de 7 una nave espacial.
Nuestra idea es que un mismo juguete sirva para diferentes etapas y momentos, que sean  juguetes evolutivos, que crezcan con el niño, en cada momento puedan darle un uso y un sentido. Y en cada etapa lo vean de forma diferente, juguetes que dejen imaginar y crear.   


¿Cuál es uno de vuestros juguetes preferidos?

Uno de nuestros mejores juguetes por su calidad, vistosidad y versatibilidad, es el arcoíris grande.
Este arco iris está formado por 12 piezas de madera de alta calidad con un tratamiento cromático exquisito. En manos de los pequeños, dan lugar a nuevos usos continuamente. Nosotros sólo vemos un arco iris, pero ellos verán montañas, túneles y puentes, carreteras, balancines, cunas y sonrisas.  Además tiene un colorido que invita a jugar y jugar sin parar. Un juego que acompañará a los niños durante largas etapas del desarrollo.


http://www.alupe.es
En nuestra casa los juguetes son lo que la imaginación quiera



Gracias chicas, espero que tengáis mucho éxito esta temporada. Un abrazo

viernes, 12 de septiembre de 2014

El Parto

Hoy voy a hablar del parto, cosa que viene bien aunque ya hayas pasado por ello puesto que siempre es necesario refrescar los pasos principales a los que te vas a enfrentar el día del nacimiento del bebé, ya que no es algo presente en nuestro día a día, a no ser de que te estés dedicando concretamente a esto.

El trabajo de parto puede comenzar de dos formas:
  1. Mediante la ruptura de la bolsa.
  2. Mediante las contracciones uterinas.


Es común perder el tapón mucoso antes del día del parto. Y debes saber, que este hecho no es indicador de que el bebé esté llegando, pero sí que el cuerpo está trabajando en la dirección adecuada. Puede ocurrir hasta quince días antes del día del parto, o durante el propio trabajo de parto. El tapón mucoso sella el orificio cervical durante la gestación, y consiste en una secreción espesa consistente, que puede contener trazas de sangre.

La ruptura de la bolsa no significa que hayas entrado en trabajo de parto propiamente dicho. Aunque lo normal, es que la mayoría de mujeres entren en trabajo de parto de manera espontánea en un plazo de ocho horas, para el resto sería necesario inducir el parto (como me ocurrió a mí)

Cuando la bolsa se rompe, es importante observar el color del líquido, que debe ser claro, entre blanquecino y rosado, pudiendo contener algunos grumos, y olor.

Lo más común es que el trabajo de parto se inicie con contracciones uterinas, las cuales tienen la función de borrar el cuello del útero y dilatar. Normalmente, algunos días antes de iniciarse el trabajo de parto el cuello del útero comienza a ablandarse, y quedarse más mullido. También debes tener en cuenta, que las contracciones del parto son diferentes de las contracciones de Braxton Hicks. Y hazme caso, lo sabrás, ya que comúnmente las contracciones vienen acompañadas de un dolor intenso en el bajo vientre, o de la lumbar para abajo.

Por lo que el trabajo de parto se divide en tres fases: dilatación, expulsivo, y alumbramiento.

·      DILATACIÓN:
El proceso de dilatación está compuesto por la fase latente, la fase activa y la transición.

o   La fase latente: el trabajo de parto normalmente comienza con contracciones débiles e incómodas cada diez minutos y duran entre 20 y 30 segundos. 
Conforme se va progresando este intervalo de tiempo entre una y otra disminuye y la intensidad aumenta. Aquí es importante descansar, distraerse y alimentarse, ya que la fase latente puede durar muchas horas, y cuanto más tranquila estés, más fácil será pasar por esa fase, y así ahorrará energías para la fase activa que requiere una actitud activa.
Si comienza de madrugada, lo ideal es intentar dormir. Una bolsa de agua caliente alivia bastante el dolor.
Es posible dormir entre contracción y contracción si son cada diez minutos, aunque yo no sé si sería capaz de tanto, pero sí es importante seguir descansando.
En esta fase de dilatación lo que va a ocurrir es que se va a ir ablandando y afinando el cuello del útero.

o   La fase activa: cuando las contracciones son cada 3 minutos con una duración entre 45-60 segundos (tres contracciones cada diez minutos aproximadamente), seguramente hayas entrado en fase activa.
En esta fase difícilmente da para estar parada, así que mover el cuerpo, buscar posiciones verticales, sentarte en la bola etc… puede ayudar mucho en la evolución del trabajo de parto y a manejar el dolor. Porque sí duele, bastante, mucho, mogollón.
Es importante estar hidratada, pricipalmente en el caso de bolsa rota, puesto que ahora el cuerpo exige bastante.
Un ambiente tranquilo, con poca luz, calentito y agradable ayuda mucho, y estar cerca de personas que nos ayuden también.
En esta fase, los masajes, baños calientes, ejercicios en la bola y el apoyo emocional son lo mejor para poder superarla lo mejor que puedas.
La dilatación estará en torno a los 5cm de dilatación (aquí el progreso suele ser de 1cm por hora)

o   Transición: Cuando la dilatación llega a 7cm, llega la fase más intensa del trabajo de parto. En esta fase es muy común pensar que no vas a ser capaz de llegar hasta el final. Por ello si tienes convicción de que vas a querer un parto sin anestesia, rodéate de alguien que te apoye como tu pareja y la doula y date baños de agua caliente.
En esta fase, la dilatación llega hasta 10cm.






·      EXPULSIVO:
Con la dilatación completa se inicia el expulsivo. A partir de aquí, sentiras más presión y ganas de empujar. Lo ideal, es hacer lo que el cuerpo pide, sin miedo.
Este momento puede durar minutos o alargarse, depende.
Aquí es normal que el bebé salga un poquito y vuelva para atrás, ese movimiento trabaja el periné y previene la laceración espontánea.

·   ALUMBRAMIENTO:
Después del nacimiento del bebé llega el desprendimiento de la placenta, que normalmente es un proceso tranquilo. En esta fase es normal continuar con contracciones, aunque mucho más amenas que las del parto.

Recuerdo que hay aplicaciones móviles para medir las contracciones, pero puesto que todas no lo hacen del mismo modo, no son útiles de cara a la llegada al hospital. Lo mejor es medir de verdad con un reloj digital el minuto y segundo en el que comienza y el minuto y segundo en el que termina. En 40 minutos aproximadamente es posible determinar la dinámica (cuánto dura, y el intervalo entre ellas) 

  

Se lo dedico con cariño a Carmen, otra mami que vive en Curitiba y que como yo se enfrenta al parto en un país extranjero, donde todo son dudas e intrigas, ¡lo vamos a hacer fenomenal Carmen!

lunes, 1 de septiembre de 2014

1 de septiembre 2014, sale a la venta Bugaboo Bee 3

Hoy sale a la venta en España el nuevo modelo de cochecito para bebés, Bugaboo Bee 3. Sabéis que yo he disfrutado del Camelon y del Bee, y que ambos cumplen con lo que a mí me gusta, que es óptima calidad, diseño funcional y buena atención post venta. Soy consiente de que no es para todos los bolsillos, pero si tienes pensado tener un bebé, yo no dudaría un segundo, es un excelente producto que no defrauda durante su uso. Es ligera, su plegado es una maravilla, y se conduce con mucha facilidad (gran punto a favor sobre todo cuando los niños van pesando más). Además lo podrán usar tus hijos, tu prima, y la vecina del quinto, si me apuras. Por lo que pese al desembolso inicial, siempre tienes la opción de venderlo tras su uso.
Ahora con la nueva versión se completa definitivamente el diseño de esta gran sillita, sin duda la mejor para ser usada en la ciudad.






El nuevo Bugaboo Bee 3 incorpora pequeñas variantes y una muy grande: un capazo ligero para el recién nacido,  que se extrae con un sólo click, compatible a su vez con la anterior edición del carrito. Nuevos tejidos que incorporan protección UPF50+, más agradables al tacto que facilitan la ventilación, mejora en las ruedas y el arnés, y colores variados:  para la funda de silla el negro, gris melange, caqui, rojo. La capota viene extensible en negro, gris melange, caqui, rojo, amarillo, rosa pastel, azul celeste y marfil. Y para la funda de capazo el negro, gris melange, caqui y rojo. Nueva cesta, y capota de lluvia más larga.






¿qué más podemos pedir? en mi opinión lo tiene todo.

Precio Bugaboo Bee 3 con capazo: 849 €

Precio Bugaboo Bee 3 sin capazo: 649 €


Capazo Bugaboo Bee 3 (como accesorio para los propietarios actuales del Bugaboo Bee): 220 €








Y vídeo demo de cada uso que tiene

Espero que te guste tanto como a mi. Un abrazo

jueves, 14 de agosto de 2014

Santander: un destino ideal para ir con los niños

El pasado verano te hablé de Hossegor, en Las Landas, un magnífico destino familiar para pasar el veranito, descansar y disfrutar. Hoy te traigo uno de mis lugares favoritos para disfrutar padres y niños, y los que me conocéis de cerca sabéis que me encanta, se trata de Santander. Una ciudad que te envuelve de magia los días de Sol, te llena de energía con sus playas y edificios, combinados con buen gusto gracias a su influencia señorial.
A mí me gusta entrar a la ciudad por el puerto, Banco de España, Puerto Chico, Paseo Reina Victoria hasta llegar al Sardinero. 

Playa del Camello

Esta foto la saqué el año pasado, no me digas que no es el paraíso...
El plan sería el siguiente, ir a la playita por la mañana, Sardinero, Paya del Camello, Playa de la Magdalena o Playa de los Peligros, todas ellas muy buenas para bañar a los niños, eso sí, hay que ir antes de las 10 si quieres aparcar. Después vamos a casa, ducha y te pones guapa para ir a comer a un lugar con mucho en encanto: el restaurante De Luz. Un rincón para perderte en una de las colinas del Sardinero, en mi opinión lo tiene todo, calidad tanto en comida como en servicio, cantidad de rincones para elegir dónde sentarte a comer, mucho espacio al aire libre para que los niños corran y jueguen en la hierva y sobre todo mucho encanto. Todas esas características, hacen de este restaurante un lugar super entrañable, difícil de olvidar.



El Sardinero precioso, y en el De Luz



Yo sugiero comer el menú de lunes a viernes, porque ofrece una excelente calidad a un precio más que razonable. Su producto es escogido con minuciosidad y tratado con mimo, al menos eso es lo que yo siempre he percibido. La primera vez que fuimos charlamos con el dueño, un tipo encantador, que está al pie del cañón con el negocio. Y bueno, porque es un lugar estupendo tanto para ir en plan romántico, como para ir con los peques, no dejes de pasar por De Luz para llenar la barriguita y pasar un rato estupendo.

Aquí se puede ver el menú infantil 14€, el menú
adulto 22€ (en 2013) y algunos de los platos que
escogimos,como la pasta,el pescado del día,
y el ossobuco.


A continuación, lo que te va a pedir el cuerpo es siestita, aunque si estás con los niños no ha de faltar un paseo por la Magdalena y visitar los animales. Si por el contrario te apetece darle a la de plástico, no tienes más que acercarte a la zona del Paseo Pereda y recorrer sus calles traseras para pasar una gran tarde de shopping. Por esta zona podrás encontrar buenas tiendas para adultos y para los niños, por lo general todo en estilo clásico, pero me temo que eso irá en otro post.
Al terminar la jornada, otra de las actividades que no te debes perder es comerte un helado. Y aquí se plantean dos opciones, si continúas por la zona del Paseo Pereda, en la Plaza del Cuadro, tienes la heladería Monerris, especializada en turrones, dulces y helados artesanos. Si por lo contrario sigues por el Sardinero no dudes en parar por Regma, es la caña, yo suelo pedir un helado de nata con cucurucho de chocolate, tremendo. Y lo que queda de jornada a disfrutar del mar, tapear por la Cervecería Sureña (en la Plaza del cuadro), en Las hijas de Florencio (calle Ataulfo Argenta, la antigua General Mola) y por la plaza Cañadío, donde además de tapear, podrás tomar copas bien preparadas en el Blues, o en el Cañadío, donde por cierto se come muy bien también)

Hasta aquí todo por hoy, espero que te haya gustado el plan de un día por Santander. ¡Un besote!

martes, 5 de agosto de 2014

A Falta de cuna, imaginación.

En este último viaje que he hecho a España, no he podido cargar con todo lo que me hubiera gustado traer a Curitiba. Aunque hice mucho trayendo en los múltiples aviones que tengo que coger hasta llegar mi destino: un niño de cuatro años, dos maletas de 32kg, un Maxi Cosi, y mi barriga de 26 semanas, sin auxilio en el aeropuerto por parte de la compañía aérea, pero con la ayuda de la gente Brasileña que tiene un comportamiento solidario muy desarrollado. Siempre te queda la cosa de: "y si…." "¿y si hubiera facturado la cuna?" como era mi caso, ya que la embalé a la perfección dispuesta a cargar con ella también, hasta que me di cuenta que: burradas, las justas. A ver cómo me iba a mover yo por el aeropuerto de São Paulo con el carro cargado de tantas cosas, el niño, y las 14 horas de viaje que llevaba ya en mi cuerpo. Así que me quedé sin cuna, y no la volveré a ver hasta Navidad cuando vuelva, e intente traerla. Claro que para esa fecha "el niño sin nombre" ¡ya habrá nacido! así que me arreglaré con el capazo del cochecito de sacar el niño a la calle, porque de comprar aquí algún producto de puericultura ná de ná. Por cierto, esa cuna a la que tanto amo y tanto me gusta, es la mini cuna y cuna Stokke. La cual valoro por su acabado y calidad, y por su versatilidad. Periquín, la ha usado desde el nacimiento, hasta las pasadas Navidades en las que estaba a punto de cumplir 4 añazos.



El tema por lo que explico todo esto y de lo que quiero hablar hoy, es: ¿no tenemos demasiadas cosas? estamos sobreexpuestos a un consumo feroz en general, pero es exagerado en cuanto a bebés y niños se refiere. Me recuerda un poco al tema de los preparativos de las bodas en el que el consumo es voraz, y parece que todo tiene que ser perfecto, de la manera que idealizamos en nuestra cabeza. Si no tienes todos los inventos habidos y por haber que existen hoy en día en el mercado, parece que te pierdes algo. Cuando en realidad no nos hacen falta tantísimas cosas. Y fíjate, que te estoy hablando de algo tan básico como un carrito para salir a la calle vs mini cuna. No me excluyo en la rueda del consumo, que quede claro. Lo que pasa, es que hasta que no me he visto obligada a no poder llevar a cabo lo que para mí sería lo ideal, no me he dado cuenta, de que en realidad, no pasa NADA. Sí, ¡es así! el Sol sigue saliendo, y la vida sigue independientemente de si he conseguido llenar mis ansias de tener todo lo que deseo, y lo que me gusta, para poder satisfacer esa niña egoísta que quiere vencer mi batalla interior, y que dicta constantemente lo que quiere, hasta que lo llego a controlar, y le digo BASTA.

Así que cuando me veo en que el niño va a nacer sin cuna, pienso, bendito capazo que puede traer cuando hice mi primer viaje a Brasil con el Periquín, porque aún usaba de vez en cuando la sillita, y tuve suerte de que no me hicieran pagar por traer chasis y capazo, más que al llegar a Brasil, donde sí tuve que pagar porque el niño no era "criança de colo", o sea, un niño que sólo puede ir en brazos.

Por tanto estoy empezando a pensar, que estaría bien conseguir confeccionar unas fundas para el capazo, ya que mi primer hijo se hacía unas cacas monumentales durante el primer mes, o incluso más tiempo, en las que acaba de mierda hasta el cuello, así como lo cuento. Era una exageración, nos entraba la risa de lo surrealista que era la situación. Y claro, en aquel momento tenía dos alternativas para acostarle, y mientras se lavaban las ropas de la cuna y todos los recambios, me turnaba metiéndole al capazo de la calle. Pero hoy solo tengo una opción, así que tengo que prever cómo haré si se mancha todo. Y por ahí, trasteando por la red, he encontrado este DIY de "Cosas de Butterflies" en el que explica cómo hacer la funda para un moisés.



Vamos a ver qué pasa, no sé si me atreveré porque aquí no tengo la máquina de coser. Pero como la mano de obra es barata, puede que mande hacer alguna funda. Nos vemos dentro de poco. ¡Besos!





lunes, 12 de mayo de 2014

Embarazo en ultramar, parte II, Test de Harmony y el sexo del bebé

Como ya he hecho en un post anterior, te voy a ir contando las partes más importantes de lo que ocurre en mi segundo embarazo, tal y como empecé en: embarazo en ultramar, obstetra y doula, parte I. Hoy te quiero hablar de la última prueba que me he hecho, dado que es un tema que genera mucha confusión por el palabreo que se utiliza, y otros asuntos que son sólo de cada persona. Y puesto que en el primer embarazo me hice la amniocentesis y en el segundo no, creo que merecía la pena contar en qué consiste la prueba y mi experiencia con respecto al tema, dado que en ninguno de los dos embarazos he experimentado riesgo de portar un feto con enfermedades cromosómicas aparentemente, simplemente he echado mano de la medicina avanzada para obtener información sobre el estado de salud del ser que llevo en mí. Dado que la amniocentesis aun teniendo la ventaja de ser una prueba diagnóstica, conlleva el riesgo de pérdida fetal (bajo, pero existe), esta vez he optado por hacerme el Harmony test antes de someterme a una amniocentesis. Aquí te dejo información sobre la amnio hecha por Baby Center, que a mí me ha sido útil.





Harmony Test, realizado por Ariosa Diagnostics (California), analiza el ADN fetal libre en la sangre materna con el objetivo de determinar el riesgo fetal de la trisomía 21 (síndrome de Down), trisomía 18 (síndrome de Edwards) , trisomía 13 (síndrome de Patau) y aneuploidías de los cromosomas X e Y. Ojo, muy importante, lo más importante que debes saber antes de hacértela, es que no se da un diagnóstico clínico, como en la amniocentesis. Aquí sólo se habla de riesgo, por lo que la única prueba que puede determinar alguna enfermedad cromosómica sería la "amnio". 

La edad gestacional mínima para hacerte el Harmony Test es de 10 semanas, en embarazos de un sólo feto o en embarazo gemelar de dos fetos, excluyendo los casos de ovodonación. Este test no se destina, ni es válido para diagnóstico, y reconoce que no todos los fetos con trisomía serán detectados. Por lo que se recomienda que si el riesgo de trisomía sale alto, será necesario contrastarlo con una prueba de diagnóstico prenatal invasiva, como la biopsia de vellosidades coriales o la amniocentesis. Lo bueno, y por lo que resulta muy atractiva es que tiene  una sensibilidad de detección superior al 99%, y esto es lo que resulta más interesante, dado que con una simple extracción de 30 ml de sangre, nos aporta mucha información, aunque recalco que sólo analiza el riesgo ya que es una prueba de cribado. El precio de la prueba ha sido $720.


Este ha sido el resultado de mi test, y se ve cómo viene expresado.


Y como se puede ver: ¡es niño! 

miércoles, 9 de abril de 2014

Desaciertos de Zara Home para el otoño invierno austral.

Ahora que vivo en el hemisferio sur, me pregunto yo: ¿por qué mi querida Zara Home trae para el otoño invierno lo mismo que trae para la primavera verano en el hemisferio Norte? No termino de encajarlo, es que es una cosa un poco, bastante rara: comprar sábanas de franela en verano, en Brasil, y estampados florales y cosas de lino para el invierno Curitibano! Si vives en Curitiba, sabes bien de lo que hablo (es que hace un frío que te cagas mueres… y quizá no se han dado cuenta de que en la parte sur de Brasil, en invierno, es invierno de verdad). Y es que este país, es un país sumamente grande, y no todo es tropical, y ahí no han estado nada habilidosos. Pero es que en primavera verano, pierde el sentido totalmente comprar los productos de otoño - invierno, mon Dieu! porque si en Curitiba, que está a 934m sobre el nivel del mar y no es tropical, flipas de calor, no quiero ni pensar lo que pasan en el interior y en el norte de Brasil… están esos como para comprar mantas de cashmere…

En fin, quiero que quede claro, que esto no es más que una crítica constructiva, y que si me lee alguno de esos vigilantes en red que tiene el grupo Inditex para saber lo que se habla sobre ellos, que sepa que si sus productos de temporada se amoldaran a las estaciones del año del país en el que están, venderían mucho más (de hecho con la ropa, ¡lo hacen! Y puesto que Zara Home Brasil no es una tienda para todos los bolsillos, como ocurre en Europa, más razón aún para cambiar su política de ventas. Y sobre todo lo hago porque soy fan de esta tienda, amo sus diseños y los productos que nos venden para la casa, y me joroba tremendamente 1: tener que comprar en Brasil es más caro, y 2: que encima no son cosas para la temporada, y lo suscribe una cliente fiel, que si no fuera por esos dos enormes defectos, compraría más en el país en el vive y no se limitaría comprar lo justo en España porque no le entra más en la maleta. Sí, me joroba mucho tener que llenar mis maletas de cosas que compro en España porque en Brasil el costo de la vida es un disparate.

Todo lo que te cuento se ve claro en su web, y puedes comparar la brasileña con la española. Por cierto, haz el cambio de lo que cuestan las cosas en Brasil (divide lo que cueste en Reales entre 3,20 y te alegrarás aún más de vivir donde vives, en el caso de estar viviendo en Europa.



Os dejo con mi selección de productos desacertados de la línea infantil, para este otoño invierno Brasileño:






Señores de Zara Home Brasil: con esto los niños ¡se van a morir de frío!




martes, 1 de abril de 2014

Embarazo en ultramar, obstetra y doula, parte I.

Como ya sabéis la mayoría de mis amigos y seguidores del blog, estoy esperando un bebé para octubre. Gran noticia por un lado y un mar de nuevas sensaciones por otro. Efectivamente, puedo decir eso que tanto se oye, de que un embarazo no es igual al anterior. Así que creo que que también me voy a acoger a esas otras frases que pasan de generación en generación como: un parto no es igual que otro, y cada niño es un mundo. Miedito me dan estas frases, porque yo quiero otro Pablito….. uuuaaa!!!!


De 8 semanas, foto tirada con el móvil. Recuerdo maravilloso.


Mañana haré 11 semanas y ya he visitado a mi obstetra, me he hecho ecografía y análisis, por el momento todo va fenomenal. Me ha costado mucho encontrar un obstetra que atienda de verdad partos naturales, y recalco lo de "de verdad", ya que aquí en Brasil el número de cesáreas es súper elevado, creo que llega a un 40%, y me horroriza. No voy a entrar a juzgar si alguien quiere elegir un tipo de parto u otro, porque eso es un tema aparte. Lo que me da total desconfianza es que la mayor parte de los obstetras de este país, dicen, te venden, que atienden partos naturales, pero luego siempre encuentran una gran razón para llevar a cabo un cesárea. ¿por qué será? creo que están de sobra las respuestas que a todos nos pasan por la cabeza. Imaginad cómo me quedaba yo cuando preguntaba a todas las Curitibanas que conozco, madres del cole, amigas fuera del cole, vecinas… etc: ¿tú gine atiende partos naturales? - síííí, es un gine excepcional - y… ¿cómo fue tu parto? - Yo quería natural, pero fue cesárea porque….(y aquí cada una te cuenta una historia). De todas a las que he preguntado, que han sido 11, las 11 me contestaron exactamente lo mismo, y luego tengo a las que no he preguntado pero que sé que también han pasado por cesárea. Así que imaginad la indefensión que he sentido, el miedo, y la dificultad que he pasado a la hora de elegir un obstetra que tenga como valor principal en su trabajo el respeto a la mujer y el nacimiento de un ser humano, que sepa escuchar nuestro cuerpo, que sepa respetar los tiempos, y que sea un profesional de los pies a la cabeza como para ser capaz de atender cualquier parto de la naturaleza que sea, y como venga. Porque no lo he mencionado, y tampoco me apetece mucho hablar del tema, aquí si no quieres emociones fuertes se hace todo pagando, y por esto es que he elegido quién será mi obstetra y quién atenderá mi parto.

Por suerte, aunque también lo pagaré a parte, mi obstetra trabaja codo con codo con una doula. Una figura que va recuperando su lugar, y que fue llevada a un segundo plano con la llegada de los partos medicalizados. Ella se encargará de velar exclusivamente de mi bienestar físico, emocional y afectivo, antes, durante y después de dar a luz. En mi caso, todo un acierto, ya que estar lejos de lo que ya conocía, lejos de mis lazos, lejos mis mundo, me ha hecho sentir mucho más vulnerable aunque a la vez más fuerte, por eso creo que será un ayuda excelente, y que la hubiera escogido también en mi primer embarazo, de no ser porque desconocía la existencia de estas mujeres apasionadas por el nacimiento humano y por la fuerza sobrenatural que todas poseemos de dar a luz y crear vida, el momento más importante de nuestras vidas, de madres y de hijos.

Como datos curiosos que me han pasado en la consulta, estudios realizados apuntan que la actuación de una doula en la asistencia de un parto:

  • disminuye un 50% las tasas de cesárea.
  • disminuye un 20% la duración del trabajo de parto.
  • disminuye un 60% las peticiones de anestesia.
  • disminuye un 40% el uso de oxitocina.
  • disminuye un 40% el uso de fórceps y ventosa.

La doula que me asistirá, trabaja antes, durante y después del parto.

Antes del parto:
  • Orienta a la futura mamá y al futuro padre o compañero sobre qué debemos saber sobre el trabajo de parto (toda la fase de dilatación), parto, y post-parto.
  • Ayuda a la embarazada a exponer sus miedos y sus deseos, contribuyendo para que la mujer se prepare física y emocionalmente para el parto.
  • Además de ésto, proporciona lecturas y artículos, y ayuda en la elaboración de un plan de parto.

Durante la fase de dilatación y parto:

  • La doula crea cohesión entre el equipo del hospital elegido y la pareja, para crear de este modo un ambiente acogedor.
  • Ayuda a la mujer con técnicas no farmacológicas para el alivio del dolor, sugiere posiciones para ayudar a un buen desencadenamiento en la dilatación, y en el parto, además de incentivar a la parturienta a mantenerse activa durante todo el proceso.
  • Ofrece apoyo afectivo, físico y emocional a la parturienta y a su acompañante.

Post-parto:

  • Ayuda en el proceso de amamantación y cuidado del bebé.
  • Ofrece soporte para la nueva familia, ayudando a entender los cambios que la llegada del nuevo miembro trae al hogar.

Todo este trabajo que la doula llevará a cabo, está basado en diferentes técnicas como la hidroterapia, masaje, visualizaciones, contacto tranquilizador, movimientos rítmicos, respiración y relajación.


Os dejo con la poesía que me ha regalado mi obstetra, un regalo para todas nosotras (autor desconocido):



"¡Hoy mi cuerpo no es perfecto!
Pero tengo hijos saludables y preciosos… ¡y me enorgullezco de eso!
Cada marca, cada centímetro de mi piel…
Respetan la experiencia maternal que tuve.
Al verlos nacer… crecer…
y por tenerlos a mi lado en cualquier situación.
Tuve una época en la que mi cuerpo era perfecto…
Perfecto… para amamantar en mi pecho…
Perfecto… para anidar en mis brazos…
Perfecto… para mirar con cariño…
Perfecto… para cargar en mi vientre…
Perfecto… para proteger con mi corazón…
¿y sabes qué?
¡no me arrepiento de nada!
Tengo una recompensa diaria desde entonces…
Partes de mí… que me llaman mamá.
Eso no tiene precio… ¡y borra cualquier imperfección!
(se lo dedico a mi madre)



Te animo a que nos cuentes tu experiencia de ser madre, un abrazo.

martes, 25 de marzo de 2014

Cosas que debes hacer al menos una vez en la vida: pan de molde.

Llegó la hora de hacer pan en casa. Si bien es verdad que hoy en día hacer tu propio pan a penas es rentable económicamente, a mí me compensa comer mi propio pan de molde por el simple hecho de no comerme todo lo que lleva uno industrial. Aunque no soy integrista en este sentido, en el de no comprar directamente ciertos alimentos cuyos ingredientes han sido sometidos a procesos de elaboración que no son de mi agrado, lo que sí que hago es intentar no consumir productos elaborados, y comer a base de materias primas que yo misma transformo en casa, y alguna vez nos permitimos un bollito o un paquete de galletas de las que en mi casa llamamos "de las malas". Por tanto comemos lo mismo un pan hecho en casa, o galletas hechas en casa, como compradas, y lo mismo con el pan de molde. Mi última adquisición ha sido una yogurtera, que me tiene maravillada, y eso sí que sale rentable, por lo menos aquí en Brasil, que los yogures son un producto caro. Además no se rompe la cadena del frío, van directamente de mi yogurtera a mi nevera, todo envasado en tarritos de vidrido, por lo que !fuera plasticorros! y preservo intactas todas las características del yogur, o como diría mi suegra cuando nos recuerda que llevemos la bolsa del frío al supermercado: "no matamos todos los bichitos que hace que el yogur proteja nuestra tripita" y es que la característica más destacabale de los yogures es su capacidad para regenerar la flora intestinal.

Pero vamos al pan, que es lo que te quiero enseñar hoy, y demostrarte que para hacer este pan no hace falta muchísimo tiempo, ni grandes complicaciones, al menos así me lo ha demostrado Ibán Yarza con su libro Pan Casero, que es de donde he sacado la receta de hoy, que por cierto me tiene encandilada. Sí que es verdad, y no te quiero engañar, que yo no me he manchado a penas las manos porque he mezclado los ingredientes en la amasadora, utilizando el gancho de la Kitchen Aid. Pero esta primera fase, se puede hacer perfectamente sin máquina con nuestras manitas, y es un momento fantástico para pedir a los niños, o en su defecto a alguien que le guste pringosearse, que nos eche una mano, si te da asquete tocar las masas (y lo digo porque conozco gente a la que este paso le da mucha pereza).

Ingredientes (para un molde tipo Plum Cake):

Harina panificable……………………..300 g
Agua…………………………………...85-90 g
Leche…………………………………..85-90 g
Mantequilla…………………………….30 g
Azúcar…………………………………15 g
Sal………………………………………6 g
Levadura fresca………………………...6 g (2 g si es seca) (ojo de la Royal no, de la de hacer pan)







Mezcla todos los ingredientes, hasta tener una masa y déjala reposar tapada 10minutos (paso 1), es una masa que al principio se te pegará a los dedos, pero al final debe dejarse amasar sin que se te pegotee.
Tras unos diez minutos de amasado (pasos 2,3,4,5,6) (lo que se hace es plegar la masa sobre sí misma y hacerla rodar sobre la mesa) la masa tiene que estar, como dice Ibán, satinada, y la dejas fermentar en un bol durante 1 hora y media - 2 horas, hasta que se hinche.
Entonces pon la masa sobre la mesa y aplástala con los dedos, con garbo y de manera homogénea, esto se hace para que expulse los gases (paso 7)
Con la torta ya "desgasada" se pliega el lado izquierdo y derecho hacia el centro. Y ahora, pongo textualmente lo que dice Ibán en su receta porque mejor no se puede explicar: "empieza a enrollar la masa concentrándote en crear una espiral tensa de presión homogénea", ¡ahí lo dejo! Repites este paso tres veces hasta que tienes un cilindro de masa con sus extremos sellados.
Lo dejas en un molde untado con mantequilla o aceite, y se deja fermentar 2 horas aproximadamente hasta que haya doblado su volumen. Pon a calentar el horno mínimo diez minutos a 220º. Se puede pincelar con leche, para darle un toque brillante a la corteza. Y lo horneas a 220º durante 35 min. en la receta se sugiere sacarlo 5 minutos antes de que termine el tiempo de horneado, y depositarlo sobre la rejilla el tiempo que le queda.

No cuento nada de cómo poner el horno, si calor arriba y abajo, si ventitérmico, ni nada. Mi horno es de gas y sólo aporta calor por abajo y me salió. En el libro Pan Casero se recomienda que el horno tenga humedad, así que coloqué un molde metálico con agua en la base del horno a un lado, no justo debajo del pan. Se aconseja no poner el ventilador, porque seca la corteza e impide la expansión de la masa. Si el horno lo permite, colocar los primeros 10 -15 minutos calor sólo abajo, retirar el recipiente que contiene el agua, bajar un poco la temperatura y colocar calor arriba y abajo.


Y en un principio tendríamos como resultado final los pasos 8 y 9, y por supuesto, todo es mejorable. La próxima vez intentaré que me salga mejor. Para conservarlo lo guardé en un paño de cocina, de los que no tienen rizo, y me duró los cuatro días que tardé en comérmelo estupendo.

¿qué te ha parecido? Anímate y cuando lo tengas hecho envíame la foto.




jueves, 20 de marzo de 2014

Estreno de Voy a mil en Pinterest

A Voy a mil le faltaba algo muy importante, bueno, en realidad le faltan muchas cositas que me gustaría que tuviera y no tiene, pero qué le voy a hacer. El caso es que Pinterest es una plataforma que me encanta, y el primer caprichito ha sido darle de alta. Así que todos los aficionados ya podéis seguir Voy a mil, esta vez enfocado desde el punto de vista de la decoración infantil.
¿Qué vas a encontrar ahí? Lo primero muchas ideas de decoración, muchas, muchas, muchas, que irán aumentando con el paso de las semanas. Y lo segundo, pequeñas cosas curiosas relacionadas con los niños, que se merezcan un tablero. Así que lo he dividido de la siguiente manera:

  • Dormitorios de bebé
  • Dormitorios infantiles
  • DIY
  • Jugar
  • Baño y aseo
  • Cocinitas
  • Estudiar, crear, pintar
  • Almacenamiento
  • comer
  • Cojines y muñecos
  • Casitas de jardín
  • Casas de muñecas
  • Chupetes 
  • Accesorios
  • Iluminación


Te dejo con un resumen de los que más me ha enamorado, aunque no te olvides de seguir todos mis tableros en Pinterest. ¡¡Un abrazo!!



















miércoles, 12 de marzo de 2014

Fundas de colores neutros en Fun*das bcn.

Desde antes de que naciera mi periquín me atraían un montón los saquitos de las sillas de los bebés, hay tal variedad, que cuando salía a la calle siempre hacía mi criba mental de lo que compraría o no, en caso de tener un churumbel, todo fijándome en las sillitas que se ven por Bilbao. Tarada ¿verdad?, pues es que me gustan, ¡qué le voy a hacer!
Pero la mayor de mis pasiones entre los sacos de calle, a parte de los de piqué y Toile de Jouy para cuando son bebés,  son los de rayas para cuando son más mayorcitos, me requeteencantan, y ayer encontré el estampado que más me ha gustado a día de hoy, lo vende Fun*das bcn y es de rayas marineras beige y negras.






En esta tienda online puedes encontrar sacos para la sillita, con diferentes tipos de tejido dependiendo del clima que haga en tu localidad, capotas, bolsos, colchonetas para la silla de paseo, fundas para hamaca, portabebés, cucos, capazos, tronas, cojines de lactancia... y un largo etc, además podemos coordinarlo entre sí o no, eso como más nos guste. Todo en colores neutros, predominando los grises y crudos que tan de moda continúan en el mundo del bebé, y para quien le gusta dar un toque urbano a sus carritos y demás enseres que utilizan los chiquitines, atendiendo cuidadosamente a la calidad de su producto. Hacen envíos a cualquier lugar del mundo, y eso me ha llamado la atención, tendré que probrar a pedir alguna cosa a ver qué tal la recibo en Brasil y os cuento, además, si vives en España y gastas más de 60€ ¡no hay gastos de envío!

Te dejo con una selección de lo que podrás encontrar:





¿Es chulo verdad?








lunes, 10 de marzo de 2014

Kits de fiestas infantiles, en Postreadicción

Como ya sabes, a parte del blog de maternidad, también me dedico a la repostería creativa, y tengo otro blog (Bocado bacana) en el que últimamente meto más horas, ya que hago un postre, luego le saco las fotos, las retoco y decido si incluírlas o no, en el blog, ¡todo con mi IPhone! ¡bendito artilugio!






Y en este mundillo de repostería creativa he conocido virtualmente a Julia Guarch, autora del blog Postreadicción, donde puedes encontrar todas sus creaciones: galletas capaces de enamorar a cualquiera, con diseños que te hacen soñar, recetas, sugerencias de dónde comprar algún producto, en fin, un montón de cosillas interesantes que Julia muestra por una simple razón: amar la repostería.






A parte de la bitácora normal con sus publicaciones habituales, en Postreadicción también puedes encargar papel de azúcar para tus tartas y galletas, y mi sección preferida: los kits de fiesta, ¡me vuelven loca! tanto que me he apuntado a su curso de Photoshop online, que me tiene super atareada, y me está encantando. Advierto: si tienes interés en hacerlo bien, hay que ser realista, necesitas tiempo y hace falta paciencia, no es una tontería (sobre todo para cazurras como yo, que nunca habíamos trabajado con esa herramienta). Lo bueno es que es muy didáctico, y va al grano, enseña lo que todos estamos deseando aprender, no decepciona.






Pero es que además, atiende personalmente todas las cuestiones que le planteamos, y ahí me demuestra que es una persona especial. ¡Porque no seré la única que envíe dudas! digo yo... La primera vez que me conquistó esta mujer, fue hace un año o así, cuando empecé con la repostería, y aún no me había apuntado a ningunos de sus cursos, yo le empecé a escribir con alguna duda sobre mi glasa, de cómo me había quedado, y en fin, alguna dificultad que tenía; y ella siempre super amable me respondía ¡no conociéndome de nada! me pareció de quitarse el sombrero, y más aún en los tiempos que corren, en el que algunas bloggers se han convertido en Super Stars. Pero bueno para eso está internet, sin barreras, y donde cada uno se comporta como puede o quiere. Yo sigo a quién me trata bien en su casa, y listo.

¡Un abrazo para ti Julia, por tu buen hacer y un trabajo espactacular!